Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2018

Destacados

No sé cómo llamarlo

El sol, que lo ve todo, me comprende. Luis García Montero


Yo no sé cómo llamarlo,
a pesar de lo sencillo que parece
asomando en otras bocas que lo usan
por costumbre, finta, escolta.
Las palabras que pronuncian
son el pomo de ese baño
donde puede entrar cualquiera.
El orgullo enarbolado
no sabrá contar las llagas
de los dedos que se incrustan
en el remo de mi barca
cada vez que vienen olas.
Y eso pasa a diario.

Yo no sé cómo llamarlo,
ni sentirlo como otros
ni tampoco tengo flores
ni jarrones para adorno
ni acierto con el lazo
—en las patas del novillo—,
ni me salen letras cursis
—de la idiota del pasado—,
ni me sabe a chocolate...
ni te ensucio con un cuento
hoy las manos.

Yo no sé cómo llamarlo, pero sé
que detrás de los versos, de los flecos
del poema
que se va escribiendo solo,
hay una vida que urge y no hay
empeño que lo frene
porque siempre, siempre
estará tu voz.

No sé a qué te pareces (segunda parte)

No sé a qué te pareces (primera parte)

Por si alguna vez pasa

No es que quiera

Será que mi sed de azul es parecida.

No recuerdo un octubre tan invierno como este

Enfado a las ocho menos cuarto en Zocodover

Desnuda

Sin morir en el intento

Todo cobra sentido

A ciento y un minuto de vernos

Abulia

La mujer azul

Nunca iba a darte vida un poema

Como en un sueño ligero (poema a la manera de Verónica Teja)

La chica que volverías a ser

En el alféizar ya no hay luz (@Verín & @_Sejmet_)

Tacita de plata

¿Dónde estás que no me encuentro?

Nostalgia de papel

¿Qué queda de entonces?

He tocado fondo

Soleariyas II

Estamos bien

No me importa naufragar

Me viene a la memoria lo que no ocurrió

Rebeldía a las tres de la mañana

Quiero ser contigo [colaboración]

Huir sin retirarse