Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2017

Su mirada es un valle

Su nombre el de una calle,
se encuentra en casi todas las ciudades.
Su mirada es un valle
partido en dos mitades.
De verde claro visten sus bondades.

Su acento es el palmero
de aire fresco que a la voz acompaña,
un susurro primero,
y después, ya te araña
ese balanceo de sus pestañas.

Vas a saber que es ella
por la huella de mordida en mis poemas.
Su recuerdo hizo mella,
y rompió mis esquemas
para dejarme sola con dilemas.

Esta lira postrera
echa el cierre a posibles disyuntivas.
Relaja un poco, fiera,
que continuamos vivas.
Mis letras ya no quieren ser nocivas.

Al principio de todo

Al principio de todo, yo quería
un soneto liviano que no hablara
de ti, tampoco de mí, que intentara
limar asperezas con maestría.

Una rima gentil, aceptaría
el final o la tregua que llegara
por fin, a secar la triste alfaguara
de quejas que entonces, ya sobraría.

¿Y qué conseguí? Que surjas de nuevo,
que otra vez aparezcas en mis versos,
aunque ya no te extrañe, no como antes.

Último terceto, es lo que me llevo,
te he buscado en todos los universos,
te podré hallar en las noches brillantes.