Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2016

Ahora que duerme tu voz

La calle es un lienzo húmedo

que camino de puntillas

ahora que duerme tu voz

en algún rincón perdida,

donde el ruido de mis pasos

no la alcanza.


Te he escuchado

en el acento desmigado

de otras bocas.


Me has mirado sin cesar

con los ojos de las hojas

de algún sauce llorón

que se sonroja

al cruzarme con él.

Yo sonrío.


Llueve mucho,

no es de día.


Sopla

el viento arrugando

                                 el agua

                        del cauce

                                       del río.