Cría versos y se abrirán cerrojos

Si quebramos el silencio
y nos hieren sus cristales,
quizá, mejor no romperlo.

Habrá que poner remedio
cerrar la boca del todo,
los labios formando un beso.

Bájate ya del trapecio
y siéntate aquí, a mi vera,
que detengamos el tiempo.

Recuérdame cómo iba eso
de quererse sin medida
ni reproches de por medio.

Dejaremos choques previos
ahogados en el río,
que el pasado ya se ha muerto.

Tendremos que ir descubriendo:
para ahora, lo de ahora,
para luego, lo de luego.

Comentarios

Entradas populares