(Intro)verso

Momentos en los que quedo
hundida en los versos,
huntado el cuerpo de letras,
camuflada por fuera
y por dentro.

Qué suerte hacerme invisible
detrás de la calima.
Soy calada que se esfuma
de un cigarro que se posa
en tus labios
sedientos.

La estela de un velero,
lo breve del tiempo
o el amanecer de un sueño
dilatado en estrofas.
Así soy, y así lo muestran
los poetas que atraviesan
mi pecho
con su lengua de dos hojas
y acarician sin manos
por debajo de la ropa.

Momentos en los que parece
que llevo el corazón desatado
y tropiezo con mi sombra.
Calzo un número pequeño
de latidos
porque llegan huracanes de palabras
que no entiendo
y, aunque trago los poemas
que me llenan,
llueve lento e incomprensible
lo que escribo.
Quizá, por eso,
me pierdo conmigo
y me encuentro a solas
cuando sangra la tinta
del bisturí de la memoria.

Comentarios

  1. A veces me pierdo entre tus letras para encontrarme luego en tus metáforas, de golpe, reconocida y desnuda ante esa lluvia lenta e incomprensible de lo que escribes...
    Genial tu (intro)verso Soraya, y el título me ha encantado ;)

    ResponderEliminar
  2. :) muchas gracias, Nuria. Así da gusto escribir ^^

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares