Viento del sur


Los naranjos han llorado
azahar almidonado
tapizándote una alfombra
que, a cualquiera, va y asombra.
Toda la calle te nombra.
Sé que no me has olvidado.
Creo que yo a ti tampoco,
quizá, por eso, te evoco
en todo poema loco
que mis dedos han creado
en las noches perfumadas
por jazmines abrigadas.
Todas las voces calladas
y mi pecho alborotado.
Se acumulan los abriles
mas parecen juveniles,
aún conquistan a miles
con ojos ilusionados.
Me quedarán muchas lunas,
puede que me beba alguna
subida a una de tus dunas.
Tu acento lo habré versado.
Ya quiero volver a verte,
del sur seré hasta la muerte,
levante pega muy fuerte,
poniente suena calmado.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares