Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2015

Destacados

No recuerdo un octubre tan invierno como este

Me mata el frío.
Corre mi valentía —también llamada
imprudencia— hacia la ventana.
La abre de par en par, se asoma y mira:
todo es hielo, quema, duele.
No comprendo lo que no quiero
entender.

¿Por qué no seré gazania abrazada
a sí misma en la noche,
a la espera de luz siempre nueva
cuando amanece otro día? 

No recuerdo un octubre tan invierno
como este y, sin embargo,
arden brasas en mi pecho, todavía,
porque es cierto que no llego a acostumbrarme
a lo gélido de ahora, pero llevo la memoria
apretada entre los muslos
y recuerdo, claramente, lo que nunca
ha ocurrido, pero siempre he deseado.

La penúltima vez que te echo de menos

Hartazgo

Cazar estrellas fugaces al vuelo

La luna en Granada

Lo que me pasa contigo

Crees que vuelves

Cómo será entenderte

La memoria de mi nariz

Mañana será otro verso el que me describa

Para el amor no hay clases particulares (carta a Wendy)

Si vienes

Para no perder el sur

Yo también me canso

Casi lo logro

Yo no invento finales

Decidí

Cría versos y se abrirán cerrojos

Decir(te)quiero

Lo que pasa cuando te leo

Más al sur del sur

(Des)bordando el mar

Sigo estando bien.

Duele sin mí.

Qué insistencia de mis ojos

Huyo de cámaras

(Intro)verso

La carta que no supe escribirte

Deberías conocerme ahora

De la devoción a desconocerte

Que no soy poeta

La chica del café

Él

Fracasar contigo era tenerte a mi lado.

La que escribe

Viento del sur

Por la musa mueren diez versos al día

Transición