Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

La chica que volverías a ser

Todavía lo recuerdo. No hace tanto que el murmullo
de un anhelo palpitante
te hacía decir que volverías al sur,
porque tu corazón no se había movido
de allí.

Te sentaba bien la trenza de certeza
inventada, la ilusión bajo las cejas
y el rimero de las ganas
que vertías en los días para ser feliz.
Todavía lo recuerdo.

Volverías a ser aquella chica
de sonrisa abundante, con la piel atezada
y el ceño dibujado por un sol
que, pocas veces, se oculta.
No habrá más techo que el azul
para mi esperanza, decías.
Todavía lo recuerdo,
aunque llega a mi memoria
como un paisaje bañado por el vaho
de la ventana o la rapidez de los árboles
al viajar en tren.

¿Qué fue de aquella chica?

Los años consumieron la avidez,
al mismo tiempo que la juventud.
Perdida la brújula, ganado el recelo,
cada vez está más lejos el trozo de tierra
que ocupa su lar.
¿Dónde quedó soñar con la realidad
del sueño?

Entradas más recientes

En el alféizar ya no hay luz (@Verín & @_Sejmet_)

Tacita de plata

¿Dónde estás que no me encuentro?

Nostalgia de papel

¿Qué queda de entonces?

He tocado fondo

Soleariyas II

Estamos bien

No me importa naufragar

Me viene a la memoria lo que no ocurrió