Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Nunca iba a darte vida un poema

Siempre que digo <<nunca>> acaba ocurriendo. La certeza improbable tiene la esperanza colgada de un hilo que no acaba de romperse.
Mis versos nunca iban a hablar de ti, porque dueles en cada letra como si hubiera forjado el acero para conformarla y, luego, leerla fuera tragarla a golpe seco.
Además, todavía, no llego a poeta, mamá.
¿Qué podría decir de ti sin que el día tornara a tarde de tormenta en las mejillas? No es tu culpa, no lo es. De mi talega de errores horneados a diario solo eres responsable de la nada. Aguerrida, incansable, soñadora silueta dibujaste de una niña que alcanzara cada una de las metas que tus dedos no rozaron.
Nunca iba a darte vida un poema y, sin embargo, eres tú quien insufla el aire de todos los míos, quien pone la risa, mis ojos redondos igual que los tuyos o la artrosis de inicio en manos con dedos que machacan teclas.
Es verdad, mamá, todavía no llego a poeta y no creo que sea indispensable para que estas cuatro palabras deshilachadas hab…

Entradas más recientes

Como en un sueño ligero (poema a la manera de Verónica Teja)

La chica que volverías a ser

En el alféizar ya no hay luz (@Verín & @_Sejmet_)

Tacita de plata

¿Dónde estás que no me encuentro?

Nostalgia de papel

¿Qué queda de entonces?

He tocado fondo

Soleariyas II

Estamos bien